Las mascarillas faciales caseras y los exfoliantes faciales te harán sentir como si estuvieras en el spa, incluso cuando estés en casa.
Además de la nutrición que proporcionan a tu piel, las mascarillas faciales caseras son fáciles de preparar con los artículos que se encuentran en tu cocina.

Muchas máscaras faciales compradas en la tienda pueden contener químicos y aditivos cancerígenos, como fragancias, parabenos y ftalatos, que finalmente pueden hacer más daño a la piel. Estos ingredientes también tienen el potencial de obstruir los poros.

Afortunadamente, es posible encontrar productos para el cuidado de la piel que sean todos naturales, seguros y sin químicos tóxicos.

Estas recetas de mascarillas faciales caseras sin químicos son muy básicas y la mayoría contienen sólo dos o tres ingredientes.
Aunque sólo contienen ingredientes 100% naturales, la piel de todos reacciona de manera diferente.

Asegúrate de hacer una pequeña prueba en el interior de tu brazo antes de aplicar la máscara completa a tu piel, déjala puesta todo el tiempo que planees dejarla en el rostro, luego enjuaga.
Si se produce enrojecimiento o picazón entonces considera probar diferentes ingredientes.

mascaras rostro caseras

Aquí hay algunas ideas de recetas de mascarillas faciales caseras naturales que puedes hacer en casa.

Primero prepara tu piel lavándote la cara así limpias los poros y activas la circulación.

Mascarilla hidratante de aceite de almendras y aloe vera

mascaras rostro caseras

El aloe hidrata, cura y ayuda a revertir el proceso de envejecimiento como ningún otro ingrediente natural. Aquí le mostramos cómo hacer esta simple máscara hidratante es ideal para tratar la piel seca y escamosa.

Ingredientes:

2 cucharadas de gel de aloe vera
3 cucharaditas de aceite de almendras
1 Plátano

Receta:

En un tazón, triturar un plátano con un tenedor.
Agregar 2 cucharadas de gel de aloe vera.
Revolver hasta que los ingredientes se combinen.
Luego agregar 3 cucharaditas de aceite de almendras.
Mezclar bien
Aplicar sobre la piel limpia.
Déjalo reposar durante 15 minutos y luego enjuaga.

Mascarilla hidratante de pepino y aloe vera

mascaras rostro caseras

Ingredientes:

2 cucharadas de gel de aloe vera
Medio Pepino

Receta:

Cortar la mitad de un pepino en rodajas.
Colocar las rodajas en una licuadora y mezclar hasta que estén acuosas.
Agregar 2 cucharadas de gel de aloe vera y mezclar hasta que quede suave.
Para obtener los mejores resultados, masajea la pasta de manera uniforme en tu cara. Después de media hora, enjuaga la máscara con agua fría y seca tu piel con una toalla suave.

Mascarilla hidratante de miel y aloe vera

mascaras rostro caseras

Ingredientes:

1 cucharada de gel de aloe vera
1 cucharada de miel

Receta:

Simplemente mezclar 1 cucharada de aloe con 1 cucharada de miel; es fácil.
Déjala en la cara de 20 a 30 minutos y siente cómo la vida vuelve a tu piel.

Mascarilla calmante de té verde y avena

mascaras rostro caseras

Ideal para piel sensible o propensa al acné.
Ingredientes:

4 cucharaditas de avena en polvo
4 cucharaditas de té verde en polvo
Agua c/n

Receta:

Mezclar todos los ingredientes en un tazón para obtener una pasta espesa.
Aplícalo sobre tu piel y déjalo actuar durante 15 minutos.
Enjuagar con agua tibia.

Mascarilla de avena para ilumnar el rostro

mascaras rostro caseras

Con ésta mascarilla de avena conseguirás una aspecto más “brillante”.

Ingredientes:

1/4 taza de avena finamente molida
2 cucharadas de yogur entero natural, preferiblemente orgánico
1 cucharadita de miel

Receta:

Combina todos los ingredientes en un tazón.
Mezcla hasta que se convierta en una pasta.
Extiende sobre tu cara con ambas manos.
Enjuaga con agua tibia.
Sécate la cara con palmaditas.

Mascarilla para limpiar poros obstruidos de avena y bicarbonato

Mascarillas Faciales Caseras

Ingredientes:

2 cucharaditas harina de avena
1 cucharadita bicarbonato de sodio

Receta:

Combina la avena y el bicarbonato de sodio en un tazón. Lentamente agrega unas gotas de agua para crear una pasta.
Masajea suavemente la pasta sobre tu cara y deja que se seque.
Lavar con agua tibia y aplicar una crema hidratante.

Mascarilla de plátano para piel grasa

Mascarillas Faciales Caseras

Los plátanos pueden ayudar a absorber el aceite en la piel, mientras que los limones ayudan a limpiar los poros.

Ingredientes:

1 plátano
10 gotas de jugo de limón
1 cucharadita aceite de oliva virgen extra

Receta:

Tritura el plátano en un tazón. Agrega el jugo de limón y el aceite de oliva para crear una pasta líquida.
Aplica la máscara sobre tu cara. Déjalo actuar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Leer: Exfoliantes labiales caseros recetas fáciles y económicas

Mascarilla antiarrugas de aguacate y cacao

Mascarillas Faciales Caseras

Usa aguacates y cacao en polvo para estimular la producción de colágeno, y miel para hidratar y suavizar la piel.

Ingredientes:

2 aguacates
1 cucharada de miel
2 cucharadas de cacao en polvo

Receta:

Triturar los aguacates en un tazón y luego agregar el cacao en polvo y la miel.
Masajea suavemente la máscara sobre tu cara.
Déjalo reposar durante 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Leer: Mascarillas para el cabello: te ayudarán a nutrir, proteger e hidratar

Mascarilla de matcha y aloe vera para pieles propensas al enrojecimiento

Mascarillas Faciales Caseras

Tanto el té verde matcha como el aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias por lo que combinarlos en una máscara puede ayudar a calmar la piel roja e irritada.
La cafeína en el té verde también es beneficiosa, puede reducir temporalmente los vasos sanguíneos de la cara y hacer que se vea menos rosa.

Ingredientes:

1 cucharadita de matcha
1 cucharadita de aloe vera

Receta:

Mezcla 1 cucharadita de matcha y 1 cucharadita de aloe vera. Extiende uniformemente sobre tu cara. Dejar actuar durante 10 a 15 minutos antes de enjuagar.

Leer: Rutina facial básica diaria para una piel radiante y perfecta

Los Sí y los No de las máscaras faciales

Aquí hay algunas cosas que tienes que hacer y no hacer para maximizar la efectividad de una máscara facial.

Lo que tienes que hacer:
Deja la máscara durante 10 a 30 minutos. Esto permite que los ingredientes penetren en tu piel. Una opción: aplicar antes de meterse en la ducha o la bañera.

Lávate la cara con agua y un limpiador suave antes de aplicar una máscara. Esto ayuda a que la máscara penetre mejor en la piel.
Aplica una crema hidratante después de lavar la máscara.
Elije una máscara facial de venta libre que sea específica para su tipo de piel.

Si tienes piel grasa o propensa al acné, elige una máscara sin aceite que no obstruya los poros.
Enjuaga con agua fría en tu cara después de quitarte la máscara para cerrar los poros.

Lo que NO tienes que hacer:
No uses una máscara si experimentas irritación de la piel o una reacción alérgica (enrojecimiento, picazón o sarpullido).
No apliques una máscara todas las noches. Sólo aplica una o dos veces por semana.

No dejes la máscara por mucho tiempo o podrías irritarte la piel.
No te frotes la piel cuando te laves la máscara. Esto puede causar irritación y enrojecimiento.

Una rutina regular de cuidado de la piel puede mejorar su complexión, combatir el acné y controlar la grasa. Pero no pienses que necesitas un spa elegante para obtener excelentes resultados.

Usando ingredientes en tu cocina, puedes hacer una máscara facial casera y darle a tu rostro la nutrición e hidratación que necesita.