Para crear un espacio zen sólo hay una regla: tiene que inculcarte una sensación de paz y tranquilidad.
Tener un lugar dedicado para meditar se convierte en un área en el que tu cuerpo y tu subconsciente reconocen como un espacio de calma y restauración.

La meditación regular comenzará a elevar la energía de esta área. Esto te permitirá conectarte más fácilmente con el universo o tu lado espiritual.
Dependiendo de cómo configures tu espacio, puedes usarlo sólo para meditar o para cualquier actividad que ayude a equilibrar tu mente, cuerpo y energía.

Se ha demostrado que la meditación reduce el estrés, alivia la ansiedad, mejora la autoconciencia, el enfoque y la salud mental, por lo que tener un espacio dedicado a eso es increíblemente útil.
Tú espacio zen debe estar diseñado para satisfacer tus necesidades.

Hay algunas cosas que puedes hacer para crear un espacio zen.
Elegir un lugar que generalmente esté libre de desorden ayudará a la energía en el área.
Agrega símbolos o elementos que te recuerden estar tranquilo.

Leer: Meditación Mindfulness: que es y cómo realizarla correctamente

Haz tu espacio de meditación sagrado

No necesitas mucho espacio para crear un área serena para practicar la meditación. Idealmente, si tienes suficiente espacio para sentarte, acostarte y potencialmente estirarte, eso es suficiente.
Busca áreas que tengan acceso directo a la luz solar. La luz solar natural es su fuente de vitamina D, mejora el estado de ánimo y es relajante.

Foto: pinterest

Elementos para crear un espacio zen

Agregar elementos de apoyo energético a tu espacio reunirá tu visión e ilustrará tu personalidad. Éstos son algunos de los elementos clave que tienes que considerar.

Lámparas de sal

Foto: pinterest

El brillo de la lámpara de sal ciertamente ayuda con la atmósfera y el estado de ánimo.
Los beneficios para el estado de ánimo y el bienestar emocional son definitivamente bienvenidos en un área de meditación.

Difusores y aceites esenciales

Hay muchos aceites esenciales que pueden ayudar con la serenidad, el equilibrio, la concentración y los sentimientos pacíficos. Simplemente difundirlos en un área puede elevar el estado de ánimo y elevar la energía vibratoria.

Cristales y piedras

Foto: pinterest

Son una excelente decoración y ayudan a crear una cierta estética relajante y equilibrada sin ocupar demasiado espacio.
Cuarzo: tienen la propiedad de equilibrar ambientes Limpian y ordenan los espacios y también los campos magnéticos emitidos por nuestra propia carga emotiva, como tristeza, estrés o agotamiento.
Amatista: Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual.

Plantas verdes

Foto: pinterest

Estar en la naturaleza ha demostrado tener beneficios para tu estado de ánimo, incluye algo de esa energía positiva a tu espacio de mediación al tener algunas plantas verdes.

Leer: Decoración de patio: las mejores ideas para cada estilo de casa

Agua

Incluye elementos naturales como agua corriente en forma de fuente decorativa.

Madera

La madera simboliza la fuerza y la fertilidad. Puedes incorporar elementos de madera en tu espacio a través de árboles vivos, figuras y estatuas.

Velas e inciensos

Foto: pinterest

Enciende inciensos o velas para crear un ambiente más relajante a través de los aromas.

Buda

crear un espacio zen
Foto: pinterest

Una figura o cuadro de Buda hará que tú espacio se vea bien con el resto de tu decoración.

Colores

Si estás considerando un color de pared diferente para tu espacio de meditación, aquí hay una lista rápida de algunas opciones de colores excelentes y por qué es posible que desees elegir una de ellas.

Leer: Como decorar espacios pequeños y optimizar los ambientes

Amarillo

Los colores amarillos provocan sentimientos de diversión, emoción y energía. Si decides incorporar el amarillo en tu decoración, considera una pared decorativa, flores amarillas o agrega almohadas de meditación amarillas a tu espacio.

Azul

crear un espacio zen
Foto: pinterest

Los colores azules provocan sentimientos de calma y serenidad. Aún así, asegúrate de no usar un tono azul que sea demasiado oscuro. Los tonos más oscuros fomentan sentimientos de depresión y tristeza.

Verde

crear un espacio zen
Foto: pinterest

El verde también es un color excelente para un espacio de meditación porque combina ese espíritu divertido de alta energía del amarillo con lo relajante del azul. Como resultado, muchos tonos verdes evocan calma y relajación también.

Neutral

crear un espacio zen
Foto: pinterest

Los colores neutros son realmente fáciles de usar porque son muy versátiles y comunes.
Los colores neutros funcionan bien y siempre puedes acentuar tu espacio con otros colores que coincidan con el estado de ánimo preferido de tu espacio de meditación.