¿Cuáles son algunos de tus hábitos para crear más felicidad?

Todos queremos tener más felicidad en nuestras vidas. Sin embargo, a menudo nos encontramos con situaciones y eventos que no nos permiten ser felices.

Podríamos enfrentarnos al fracaso o al rechazo, tener que lidiar con personas desagradables o difíciles, trabajar en un trabajo que no nos gusta o es posible que nuestros planes no funcionen. Estos eventos nos impiden experimentar felicidad y satisfacción, y su recuerdo perdura o afecta nuestra mente y comportamiento mucho tiempo después.

Pasar por malas experiencias, condiciona la mente para esperar problemas, dificultades e infelicidad. Esto conduce a una mentalidad negativa, de modo que cuando hay felicidad, uno espera que suceda algo malo y se lleve la felicidad.

La gente teme que cualquier felicidad que experimente pronto sea reemplazada por algo malo. Para convertirte en una persona más feliz, tienes que eliminar este hábito destructivo.

Solemos asociar la felicidad con eventos externos, como encontrar el amor, conseguir un ascenso o pasar un buen rato en una fiesta.
Estos eventos pueden desencadenar la felicidad, pero no es necesario que dependas de ellos para ser feliz.

La felicidad es más una cuestión de actitud y estado de ánimo, y no depende de personas, circunstancias o eventos. Esto significa que podemos experimentar la felicidad a pesar de las malas experiencias y situaciones difíciles. Creer lo contrario pone tu felicidad, tu estado de ánimo y cómo te sientes a merced de otras personas, y esta no es una buena idea.

Aunque la felicidad parece ser el resultado de eventos y actividades externas, en realidad proviene de tu interior, cuando por alguna razón, temporalmente, te olvidas de tus problemas y dificultades.

La felicidad es un sentimiento subjetivo. Es un sentimiento de satisfacción, plenitud y tranquilidad. Cuando estás feliz, no te sientes estresado, no te preocupas y no tienes pensamientos negativos.

No es necesario esperar a que sucedan ciertos eventos para disfrutar de la felicidad. Puedes involucrarte intencionalmente en ciertas actividades que producen felicidad.
Esto puede parecer algo imposible, pero no lo es.

Seguro has tenido muchos momentos de felicidad en tu vida, sin importar el tipo de vida que estés viviendo y las experiencias por las que hayas pasado. Incluso en las situaciones más sombrías, hay algunos momentos de felicidad.

Esto sucede cuando haces algo que amas y disfrutas hacer, y cuando estás tranquilo y relajado. Sucede cuando escuchas buenas noticias y cuando sucede algo bueno que te aleja de las cosas que te preocupan.

Con un pequeño cambio de actitud, puedes convertir la felicidad en un hábito.

Hábitos para crear  más felicidad

La felicidad es un trabajo interno, a través de simples hábitos diarios, podemos crear felicidad y entrenar nuestras mentes para que estén en un estado de alegría y paz con más frecuencia.
Cuando estás feliz, te sientes libre y, por un tiempo, te olvidas de tus problemas, y dificultades y disfrutas de la paz interior.

Si deseas ser constantemente más feliz, tienes que tomar decisiones consistentemente mejores. Y la clave para tomar decisiones consistentemente mejores son los hábitos.

La felicidad proviene de los hábitos. Buenos hábitos. Hábitos que, incluso si parecen desafiantes en este momento, han obtenido rendimientos positivos enormemente descomunales a medio y largo plazo.

Y, si bien estos mejorarán instantáneamente tu estado de ánimo y te harán sentir mejor con respecto a tu día, el verdadero impacto masivo viene con hacerlo con el tiempo.

No existe un interruptor mágico o una píldora especial para cambiar nuestra perspectiva, pero hay hábitos para crear más felicidad que la mayoría de las personas felices tienen en común.

Cuando nos sentimos infelices, cambiar suele ser lo último que se nos viene a la mente. Éstos hábitos para crear más felicidad en tú vida vale la pena probarlos.

A continuación, se muestran hábitos para crear más felicidad. Estos son hábitos simples, pero tienes repetirlos con frecuencia, hasta que se vuelvan automáticos y formen parte de tu vida.

Practica la gratitud

Hábitos para crear  más felicidad

La práctica de simplemente buscar gratitud hace que nuestro cerebro cambie de marcha. Desvía nuestro enfoque de lo que podría estar mal para tratar de encontrar lo que es correcto.

Se ha demostrado que solo buscar cosas por las que estar agradecido mejora la sensación general de felicidad de una persona.

Busca alegría en las pequeñas cosas que te rodean

Hábitos para crear  más felicidad

No esperes a que suceda algo excepcional, que te haga feliz. Los eventos excepcionales no ocurren todos los días, pero abundan las pequeñas cosas de las que puedes disfrutar. Aquí están algunos ejemplos:

Dar un paseo por la mañana temprano
Preparar y tomar un buen desayuno antes de salir de casa al trabajo
Leer un buen libro
Ver una película divertida
Pasar tiempo con tus hijos

Hábitos para crear  más felicidad

Puedes encontrar muchas actividades sencillas que puedes disfrutar, que te harán sentir feliz.
Estas actividades traen una sensación de felicidad, porque calman la mente y los sentimientos, y por un tiempo, olvidas cualquier cosa que te preocupe.

Reír

Hábitos para crear  más felicidad

Reír es algo que hace la gente feliz. Estimula los órganos aumentando las endorfinas que libera nuestro cerebro, alivia el estrés, alivia la tensión, mejora nuestro sistema inmunológico, alivia el dolor y por supuesto mejora nuestro estado de ánimo.

La risa es una maravilla natural cuando se trata de ser feliz. Cuando busques ser un poco más feliz, trata de pasar tiempo con personas felices.

Encuentra tiempo para estar en la naturaleza

felicidad

Ve a un parque, a la playa, a un río o lago. Al estar al aire libre, cerca de la naturaleza, experimentas una sensación de paz, tranquilidad y alegría, que son los principales ingredientes de la felicidad.

Disfruta de la compañía de amigos

felicidad

Cuando estés con amigos, trata de disfrutar cada momento que estés con ellos. Concéntrate en el amor, la alegría y la diversión, y disfruta de la conversación, la risa y la comida.
Comparte tus experiencias felices con tus amigos y escucha las de ellos.

Si hay problemas que quieras discutir, o si tus amigos quieren hablar sobre asuntos que te molestan, elige un momento y un lugar especial para esto, no mientras te diviertes.

Cultivar pensamientos positivos

felicidad

Las personas felices son algunas de las personas más positivas que existen. Enfocarse en tener pensamientos positivos requiere algo de trabajo. Aprender a concentrarse en lo bueno, es un hábito creado por la práctica. Cuando te encuentres en medio de un pensamiento crítico, intenta cambiar tu enfoque a algo bueno.

Evita los celos

felicidad

En lugar de estar celoso del éxito de otras personas, déjate inspirar por él, aprende cómo lo lograron y sigue sus pasos. Hay suficiente éxito para todos y no hay necesidad de estar celoso de nadie.

Estar celoso es como decirle a tu mente subconsciente y al Universo que tú no eres bueno y eres un fracaso. Participar en la felicidad del éxito de otras personas te hace más magnético para el éxito y te coloca en una mejor posición para atraer el éxito a tu vida.

Se amable y considerado con otras personas

felicidad

Si tratas a las personas con amabilidad y consideración, recibirás el mismo trato de ellos, y esto te conducirá a la satisfacción y la paz interior.

Aprende a aceptar las cosas como son

felicidad

Es difícil estar contento con la vida y aceptarla cuando te enfrentas a dificultades y problemas. Sin embargo, si aceptas las cosas como son, haces las paces contigo mismo y esto te quitará la ira, el resentimiento y la infelicidad.

Esto no significa que no tengas que intentar mejorar tu vida. Al contrario, haz tu mejor esfuerzo para mejorarlo. El conocimiento de que está mejorando tu vida te traerá una sensación de satisfacción, paz interior y felicidad.

Medita

felicidad

Las personas felices están espiritualmente sintonizadas. Tomarse el tiempo para reflexionar, pensar, concentrarnos y respirar mejora nuestros sensores espirituales, ayuda a organizar nuestros pensamientos y brinda claridad para las grandes decisiones.

Leer: Meditación Mindfulness: que es y cómo realizarla correctamente

Lo que la gente dice y piensa es asunto suyo

felicidad

No permitas que tu felicidad dependa de lo que digan y hagan las personas. La gente puede pensar, decir y hacer cosas que no te agradan o te critican, pero no hay razón para tomarlo como algo personal y dejar que esto te haga infeliz. Es tu elección permitir que te afecte.

Lo que la gente piensa o dice es asunto suyo, es su opinión, y no hay ninguna razón por la que tengas que dejar que esto te afecte. No te tomes nada demasiado personal y tendrás más felicidad en tu vida.

No dependas de eventos externos para hacerte feliz

felicidad

No siempre tienes el control de todas las situaciones que enfrentas. Si depende de factores externos para tu felicidad, es posible que te decepcione una y otra vez.
No necesitas que alguien te diga lo maravilloso que eres para hacerte sentir feliz.

Puedes ser feliz independientemente de tu situación financiera, ocupación, lugar donde vivas o las personas que encuentres.
Cuanto antes te des cuenta y aceptes esta idea, más pronto la felicidad se convertirá en un hábito en tu vida y la experimentarás con más frecuencia.

Conclusiones sobre los hábitos felices

La simplicidad es clave. Un hábito a la vez. El impulso positivo se construirá con cada nuevo hábito, usa esa motivación para agregar otro.
Estos pequeños cambios de comportamiento nos ayudan a gestionar intencionalmente nuestra felicidad y pueden marcar el rumbo hacia una vida más feliz. La verdadera felicidad siempre viene de adentro.